Salud en ruta

Los conductores profesionales pasan gran parte de su vida en la carretera, por lo que son de especial importancia sus hábitos alimentarios. Cuando se come fuera de casa, también, se debe realizar una dieta variada y equilibrada. Por ello, es importante conocer cómo afecta a la conducción lo que comemos. Algunas recomendaciones sencillas, en estos casos son:

xxx

Transporte profesional

Qué comer fuera de casa

El conductor profesional debe llevar una dieta variada y equilibrada, cumpliendo con las recomendaciones de la dieta saludable.

  • Optar por la fruta fresca como postre,
  • Alternar el consumo de carne y pescado,
  • Tomar legumbres y verduras (crudas y cocinadas)
  • Limitar el consumo de embutidos, bollería industrial y carnes grasas
  • Aprovechar los alimentos de temporada
  • Escoger distintas formas de cocinado (al vapor, plancha, cocido, asado, fritura, etc.) y evitar abusar de una misma preparación culinaria
  • Elegir una grasa para el aliño sana como por ejemplo el aceite de oliva y no añadir más sal a los platos ya elaborados.
  • No excederse en el tamaño de las raciones. Evitar, en horas laborales, consumir raciones grandes de comida y ricas en grasas, ya que las comidas copiosas producen en las horas posteriores de manera natural la disminución de la capacidad de atención y la somnolencia
xxx

Conducción nocturna

Agudeza visual y fatiga

La conducción nocturna implica un mayor riesgo que la diurna.

  • Los carotenos son esenciales para mantener una buena visión y mejorar la agudeza visual nocturna, son precursores de la vitamina A y se encuentran principalmente en zanahorias, grelos, espinacas y en algunas frutas, su consumo es esencial. Otros carotenoides no precursores de la vitamina A, presentes en frutas y verduras, como la luteína y la zeaxantina también contribuyen positivamente en la buena salud de los ojos.
  • Si aparecen síntomas de fatiga, debemos parar inmediatamente, realizar algún ejercicio suave, ingerir alguna bebida (puede utilizarse una bebida con cafeína o energizante) y algún alimento. Los frutos secos pueden ser ideales para estos momentos.
xxx

Climatología

¿Sabías que al conducir con aire acondicionado aceleras la deshidratación?

La conducción con condiciones climatológicas especiales también requiere prestar atención a:

  • Tanto la calefacción como el aire acondicionado resecan el ambiente, provocando una mayor deshidratación que la habitual. Por todo ello, es aconsejable beber aunque no se tenga sed, dado que esta sensación aparece cuando ya existe un cierto grado de deshidratación.
  • Verano sin aire acondicionado: Las necesidades de líquidos también se verán aumentadas cuando lo haga la actividad o la sudoración. Por ello las recomendaciones serán distintas en viajes realizados en distintas estaciones del año. Un ambiente más caluroso incrementará las necesidades de líquidos.

Y no olvides...

  • Las bebidas alcohólicas no son adecuadas para evitar la deshidratación e incluso pueden llegar a provocarla.
  • Nunca conducir en ayunas. La ausencia de desayuno se relaciona con una disminución de la atención y un menor rendimiento.
  • El chocolate caliente es rico en nutrientes y puede ser un buen reconfortante durante los viajes. Aporta energía y nutrientes.
10

Consejos para una buena alimentación en viajes por carretera.

anterior siguiente

Haz de la alimentación tu mejor copiloto en carretera

descargar decálogo

Con la colaboración de:

  • Fundación Repsol
  • Real Academia Española de la Gastronomía
  • Fundación Española de la Nutrición